e-mail contraseña He olvidado la contraseña INSCRÍBETE
LOS CONSEJOS DE CHEMA / A VUELTAS CON EL GYM

A VUELTAS CON EL GYM
 
 

¿Cómo lleváis los deberes? ¿Estáis preparándoos para correr conmigo la Carrera Solidaria de BBVA? Estos días de lluvia, la pereza amenaza con derrotarnos...pero tenemos que ser más listos que ella. Y es que cualquier momento es bueno para correr, haga frío, calor, nieve o caigan chuzos de punta …

He tenido algún problemilla con el gemelo, por lo que estoy trabajando la musculatura de forma diferente para volver a potenciarla, a la vez le estoy dando un poco de tregua para no volver a recaer. 

 

A raíz de mi lesión, muchos me preguntáis por ejercicios para prevenir las lesiones y si trabajar en el gimnasio es bueno. 

Sí, el gimnasio es bueno y hay que verlo como un aliado, una parte más de nuestra preparación. Pone fuerte a nuestra musculatura y de esta forma prevenimos las lesiones. 

Tenemos varias formas de trabajo: concéntricos, excéntricos e isométricos.

Para entender todo esto, lo fundamental es saber diferenciar las contracciones concéntricas de las excéntricas.

Para que lo entendamos todos voy a poner un ejemplo muy de “a pie”. Con el codo apoyado en la barra de un bar, cogemos una copa y nos la llevamos a la boca, esto sería contracción concéntrica ya que los puntos de inserción del músculo se están aproximando y se produce un acortamiento muscular. Observaríamos, al hacer este trabajo, que el bíceps se contrae y aumenta su volumen.

Por el contrario, cuando dejamos esa copa y la llevamos de la boca a la barra estamos realizando un ejercicio excéntrico. El bíceps sigue trabajando aunque de forma diferente , los puntos de inserción y origen del músculo se alejan .

Los ejercicios isométricos los realizamos cuando no hay movimiento de ningún segmento en la contracción, tanto origen como inserción del músculo no se moverían 

El trabajo excéntrico tiene múltiples beneficios mejora la propiocepción, la fuerza, la elasticidad...y como os decía, ayuda a prevenir las lesiones deportivas.

Algunos ejemplos de ejercicios excéntricos sencillos que podéis realizar serían: caminar hacia atrás, para trabajar gemelos y soleo, trabajos de cuesta (bajadas), bajar escaleras, sentadillas, ponernos de puntillas y bajar lentamente....o si vamos a trabajar en el gimnasio, trabajar con máquinas isocinéticas.

Trabajamos un 150% más el músculo cuando lo hacemos de forma excéntrica que de forma concéntrica. 

No obstante, deberíamos trabajar de todo un poquito para aumentar nuestra fuerza máxima. 

Para que no se os olvide, si nos ponemos de puntillas trabajaríamos de forma concéntrica, si nos dejamos caer poquito a poco, venciendo el peso de la gravedad sería de forma excéntrica y si nos mantenemos en la postura estaríamos trabajando isométricos ya que no habría movimiento.


Lo dicho, a seguir haciendo los deberes.

#NoPiensesCorre más y más y más y más…